¿Sudor nocturno por estrés? Descubre qué es la sudoración emocional y aprende a manejarla

 

¿Sudas cuando estás estresada? Siéntete segura e imparable incluso en esos momentos con la protección adecuada.

Cómo controlar los nervios y el sudor

Muchas veces el ritmo de vida tan acelerado que llevamos nos provoca reacciones que no podemos controlar del todo, tales como estrés o ansiedad que pueden aumentar nuestros niveles de sudor. 

Transpirar por causa de alguna emoción es completamente normal y sucede todo el tiempo: cuando nos toca hablar en público, cuando tenemos una primera cita, antes de una junta muy importante y hasta cuando nos toca emprender un viaje solas.   

El sudor incluso puede aparecer mientras duermes. Si durante el día tienes muchas preocupaciones o estás sujeta a grandes responsabilidades, tu cuerpo puede aumentar la producción de sudor como respuesta a la ansiedad y el estrés. 

El sudor y las emociones

Como sabemos, el sudor es un mecanismo que ayuda a regular la temperatura del cuerpo para mantenerlo fresco. Pero el calor o el ejercicio no es lo único que nos provoca sudar, las emociones también son factores importantes que intervienen en el proceso de la sudoración.

De hecho, el sudor que liberamos por calor y el sudor que liberamos a causa del estrés son químicamente diferentes. El primero es un líquido compuesto de agua, sal y potasio que se evapora al poco tiempo. Mientras que el segundo se produce cuando tu cuerpo reacciona a una emoción intensa y, de acuerdo con la Clínica Mayo, esto provoca que las glándulas sudoríparas liberen un sudor compuesto de ácidos grasos y proteínas.

Sudor nocturno por estrés: causas por las cuales sudas de noche

Puede que sean molestos y en ocasiones incómodos, pero los sudores nocturnos son inofensivos siempre y cuando sean esporádicos. Recopilamos algunas causas que probablemente te ocasionan este tipo de sudor.

  • Altos niveles de estrés
    A veces es difícil conciliar el sueño cuando estás ansiosa o estresada. “Una mente hiperactiva acelera el cerebro y el cuerpo, lo que puede provocar sudoración", explica un estudio del Instituto Académico Houston Methodist.

  • Un posible trastorno de la sudoración
    Es decir: hiperhidrosis, una sudoración atípica y excesiva que no siempre se relaciona con el calor o el ejercicio. Es importante aclarar que esta enfermedad no solo afecta a las axilas, también se puede presentar en las palmas de las manos y plantas de los pies. 

  • Exceso de calor en tu habitación
    A todas nos gusta dormir en un ambiente cálido y tranquilo. Pero hay que tener cuidado con la ropa de cama y el colchón sobre el que dormimos. En tiempos de calor, te recomendamos mantener tu habitación fresca, con ropa de cama limpia y fresca, y una pijama ligera para evitar bochornos mientras duermes.  

 

¿Cómo evitar la sudoración por estrés?

Nos encantaría tener un remedio mágico para olvidarnos del estrés y la ansiedad para siempre, pero sabemos que es difícil. Lo que sí podemos hacer es adoptar una serie de medidas que nos ayuden a reducir el estrés emocional. Toma nota y pon en práctica los siguientes consejos.

  • Usa un antitranspirante que te proteja día y noche
    La mejor opción son los productos de la línea Lady Speed Stick® 24/7, ya que con su fórmula Control-Tech™ que se activa con el calor de tu cuerpo y el ambiente te protege contra el sudor y mal olor hasta por 24 horas, 7 días a la semana.

  • Relájate antes de dormir
    Haz yoga, medita unos minutos, dibuja o lee un poco. Elige una actividad que despeje tu mente, te relaje y ayude a conciliar el sueño de una manera tranquila.

  • Reduce el consumo de irritantes
    El café, la comida picante y el alcohol son irritantes que pueden provocar alteraciones en tu sistema nervioso. Recuerda mantener una buena alimentación, tomar agua durante todo el día y moderar el consumo de irritantes. 
     

  • Evita el uso de dispositivos electrónicos 
    Apaga tu celular (o por lo menos ponlo en silencio) y evita ver la televisión o usar la computadora por lo menos una hora antes de ir a la cama. 

Otra manera de disminuir tus niveles de estrés emocional es aplicar ciertas técnicas de relajación. Te compartimos algunas opciones muy sencillas de realizar en casa: relajación autógena, relajación muscular progresiva y visualización.

Cómo eliminar el sudor por ansiedad

 

Es importante que reconozcas las causas que provocan el sudor emocional, así aprenderás a manejarlo y tendrás el control total de tus emociones. Busca nuevas formas de relajarte y nunca pierdas la confianza en ti misma. Tú eres imparable y puedes lograr lo que quieras con solo proponértelo.

TE RECOMENDAMOS