Banner

¿Sudoración excesiva? Descubre cómo mantenerte protegida en todo momento

¡Que la sudoración no te detenga! Mantente activa mientras disfrutas de la protección de Lady Speed Stick® durante todo el día.

El sudor que sale por nuestro cuerpo cuando hacemos ejercicio, tenemos calor o estamos nerviosas, es inevitable. Todas las personas sudamos. Es una función corporal completamente normal que no tiene por qué avergonzarnos, ya que la sudoración es un proceso benéfico en el que nuestro cuerpo regula su temperatura y se mantiene fresco.

¿Sabías que en un día normal producimos entre 0.7 y 1 litro de sudor? En ocasiones, esta cantidad puede aumentar a los 3 litros por día si eres muy activa o practicas mucho ejercicio. Incluso puedes tener una mayor cantidad de sudor si estás frente a una situación de estrés o nerviosismo.

Contrario a lo que normalmente se cree, el sudor en sí mismo no huele ni tampoco tiene color. De hecho es un líquido transparente que se libera a través de las glándulas sudoríparas y está compuesto por 99% de agua y 1% de sal.

Causas de la sudoración 

Como seguramente lo habrás notado, la transpiración aparece durante el ejercicio, por el exceso de calor o por alguna emoción que te tenga estresada y nerviosa. De acuerdo con información de Mayo Clinic, cuando tu temperatura corporal aumenta, las glándulas ecrinas entran en acción y liberan un líquido que refresca tu cuerpo a medida que se evapora, esto es lo que conocemos como sudor.

Hasta aquí todo normal, pero en ocasiones el sudor se vuelve excesivo y difícil de controlar, lo que puede ocasionar incomodidad. No te preocupes que Lady Speed Stick estará para ayudarte en este tipo de situaciones. 

¿Sudoración excesiva? Identifica si sudas excesivamente  

Cuando la sudoración es excesiva estamos frente a lo que se conoce como hiperhidrosis: una sobreactividad de las glándulas ecrinas, generalmente localizada en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies. La intensidad de esta sudoración incluso puede provocar que tu ropa quede empapada y que el sudor corra por tus manos.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Tórax, el 20 % de la población mundial vive con algún tipo de hiperhidrosis. Tanto hombres como mujeres se ven afectados en sus actividades cotidianas debido a esta condición.

La mayoría de las personas hemos experimentado algún tipo de sudoración intensa, después de una fuerte rutina de ejercicio o en climas muy cálidos. Pero si tu sudor aparece en situaciones normales, como en temperaturas templadas, cuando tu cuerpo está en reposo o incluso mientras duermes, es posible que tengas hiperhidrosis.

Preparamos un breve cuestionario que te ayudará a saber si tus niveles de sudor son excesivos. Responde con Sí  solo si te identificas frecuentemente con estas situaciones y averigua tus resultados.

  1. ¿Tu sudor interfiere en tu trabajo o en tus actividades sociales?

  2. ¿Alguna vez has mojado tu ropa a causa del  sudor?

  3. Te aplicas desodorante varias veces al día

  4. ¿Has tenido que cambiarte de ropa a causa del sudor?

  5. ¿Has cambiado tu manera de vestir a causa del sudor intenso?

  6. ¿El sudor en tus axilas hace que te bañes más de una vez al día?

  7. ¿Evitas saludar de mano a otras personas por miedo a que tus palmas se encuentren mojadas?

Si respondiste  a más de tres preguntas es un hecho que tu transpiración es excesiva. ¡Tranquila! La solución más práctica y eficaz es usar un antitranspirante clínicamente comprobado, como Lady Speed Stick® Clinical Complete Protection. Gracias a su tecnología clinical te mantiene protegida durante 96 horas* y ayuda a eliminar las bacterias** que causan el mal olor mediante un escudo protector.

Si respondiste Sí a menos de tres preguntas tu sudoración es moderada y puedes usar la protección que quieras: regular o alta, esto depende de tus actividades diarias.

Adiós sudor: tips para estar protegida todo el día

El mal olor, la humedad, la irritación y otras molestias provocadas por el sudor pueden ser muy incómodas cuando estamos fuera de casa, sobre todo en días muy calurosos o cuando tenemos mil actividades por delante. Toma nota de estos consejos, ponlos en práctica y deja de preocuparte por el sudor.

Higiene diaria

Tener una buena higiene es vital para una piel limpia y axilas saludables. El baño te ayuda a eliminar la suciedad y restos de sudor que se acumulan en tu cuerpo, así que procura bañarte una vez al día con agua tibia y, de preferencia, usa jabón antibacterial.

Además de una ducha diaria, se recomienda exfoliar las axilas una o dos veces por semana para deshacernos de las células que pueden provocar irritación y manchas en esta zona del cuerpo.

Elige el antitranspirante correcto

¿Qué desodorante es mejor para la sudoración excesiva? Una de las maneras más efectivas para olvidarnos del sudor es usando un desodorante o antitranspirante clínico que te proteja por horas y horas. Gracias a su tecnología de protección más avanzada*, Lady Speed Stick® Clinical Complete Protection reduce el sudor y ayuda a bloquear el mal olor.

Lo mejor es que el antitranspirante Lady Speed Stick® Clinical Complete Protection no deja residuos en la piel y brinda protección de larga duración, ¡hasta 96 horas!, contra el sudor y el mal olor.

Usa ropa ligera y de tejidos naturales

La piel de las axilas necesita respirar libremente, por eso es recomendable usar prendas ligeras y de fibras naturales que dejen circular el aire. El algodón, el lino y la seda son grandes opciones para el día a día.

Por otro lado, si sufres de sudor excesivo debes evitar el uso de ropa ajustada. Por lo regular este tipo de prendas están hechas de fibras sintéticas (como el nylon y el poliéster) que atrapan el calor y esto provoca mayor sudoración.

Alimentación saludable

Comer de manera saludable también te puede ayudar a controlar el sudor. Algunos alimentos, como las frutas y verduras, están llenos de agua y vitaminas que ayudan a activar el metabolismo y la digestión. La sandía, el pepino, la espinaca y los cítricos son algunos de los alimentos que puedes incluir en tu dieta para regular tu temperatura corporal.

Por otro lado, también hay cierta comida que estimula el calor en tu cuerpo lo que provoca una mayor producción de calor. Los alimentos picantes y otros irritantes como el alcohol y la cafeína entran en esta categoría.

Mantente hidratada

Beber agua es la clave para tener un cuerpo sano e hidratado. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo recomendable es beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día, lo que equivale a unos ocho vasos. Por supuesto, cada organismo tiene necesidades distintas y puede que algunas personas necesiten ingerir más líquidos debido a su actividad física.

Recuerda que la hidratación es fundamental para reponer los líquidos que perdemos durante el día a través del sudor y la orina. Si estás fuera de casa, te recomendamos cargar siempre con un termo o una botella reutilizable para que nunca le falte agua a tu cuerpo.

Reduce tus niveles de estrés

Sabemos que no es nada fácil, pero inténtalo en la medida de lo posible. Date un tiempo para meditar, sal a caminar a un parque, practica yoga o algún otro tipo de ejercicio que te ayude a relajarte y a sentirte 100% bárbara.

**Vs. antitranspirantes del mismo fabricante.
**Elimina el 99.9% de las bacterias. Bacterias probadas: Corynebacterium xerosis y Staphylococcus epidermidis. Producto cosmético sin acción terapéutica.

Productos relacionados

Productos recomendados

Productos relacionados